El rey de las extremidades

stanley-donwood-far-away-is-close-at-hand-577

Mi primer álbum lo compré con 15 años. No estaba seguro de lo que estaba haciendo, pero mi ilusión por pensar que me iba a gustar me cegó. No recuerdo si vino antes Plastic Beach o The King of Limbs, o me hice de ellos a la vez. Lo único que sé es que desde ese año tengo menos claro lo que es la música.

En el momento que me hice con el disco de Radiohead confieso que me concentré mucho. En Internet leía que gente quedaba con amigos para sentarse y escuchar el album detenidamente en una habitación. Tal acto de frikismo debía de ser, como mínimo, interesante. Así que sí, me dispuse y dejé que el disco entrase por mis oídos. Mi impresión tras la escucha: miedo. Lo único que rondaba en mi cabeza es que había escuchado algo inconcebible. No como algo maravilloso y utópico, que sea necesario de escuchar para que todos presenciasen tal proeza musical, sino como algo maldito y monstruoso. Inconcebible como si a alguien se le hubiera ido la cabeza y toda su locura demencial la hubiera depositado en 37 minutos.

Lo cierto a todo esto es que el álbum no tiene por donde cogerlo, pero desde entonces no lo puedo dejar de escucharlo. Es más, dudo que se haga otro de tal calibre como The King of Limbs. El miedo a lo desconocido siendo una criatura espantosa. Y toda esas cosas horribles que digo del disco… me encantan. Te hace replantearte todo lo que tenías establecido como “bueno” y “malo” en la música, te hace preguntarte adónde querrán llegar con tantos sonidos, incluso te hace escuchar más veces una canción porque no la entendiste Y TAMPOCO CREO QUE LA ENTENDIERAN ELLOS. Te cansa, te amarga, muestra la versión más maligna de una banda, pero acabas rendido cuando tras todo ello te hacen Codex y te llevan a una nube, y echas de menos que te saquen de los canones. Y entonces se acaba el disco. Y lo vuelves a poner cayendo en sus brazos.

¿Entonces es bueno el disco? No lo sé. Basta con una escucha para saber que esto es inclasificable. Solo tenía 15 años, y de alguna manera supe que estaba presenciando algo único que solo yo entendía. Para mí no tiene pies ni cabezas, ni brazos. El rey de las extremidades es dueño esas también, por eso no me atrevo a juzgar.

the_king_of_limbs

Anuncios

Jurado Joven en el Festival Ibérico de Cinema Cortometrajes

IMG_20160725_012733

Del 20 al  24 de julio he estado participando como Jurado Joven en el Festival Ibérico de Cinema Cortometrajes de Badajoz. La finalidad de este crónicoide es preservar el recuerdo una de las mejores experiencias que voy a tener este verano, y también el animar a cualquier interesado en participar en actividades como éstas. Así que más o menos voy relatando.
Y muchas gracias, antes que nada, a Noelia, Carmen, Carlos, Nacho, Sara y Alex por toda la experiencia.

 

Me enteré de este festival de pura casualidad. Cuando iba a estudiar a la Biblioteca Central de Badajoz sí que me llamaron la atención los carteles que lo anunciaban, pero no llegué a interesarme. Fue realmente en las redes sociales cuando saltó en mí la curiosidad. Por las cuentas del teatro López de Ayala, de Eventos Culturales de Badajoz, y las de Eventos de la Universidad me enteré que buscaban miembros de la universidad como jurados para un premio especial del festival. Tras mandarle la solicitud pensando “qué tengo que perder”, me enviaron un documento a rellenar con el análisis de un cortometraje. Recuerdo que me encontré confuso después del primer visionado. ¡No llegué a entender por dónde cogerlo! Porque claro, la idea inicial de lo que trata el corto y muchas referencias si que te saltan a la vista, pero yo miraba la guía opcional de análisis y me era casi imposible rellenarle más de dos preguntas. Ese momento fue cuando me preparé y pensé que de ahí tenía que sacar oro. En el segundo visionado el escrito iba cogiendo forma, y en el siguiente ya lo detallé. No le dediqué mucho tiempo (por los exámenes), pero tampoco fue un borrador. Ya mandado, me desentendí del tema.

Dos o tres semanas después me enviaron un correo. ¡Me habían escogido!

Estuve en contacto con Marine, una de las organizadoras del festival, concretando unos datos. A una semana del festival se me cita en la rueda de prensa de presentación del festival en el López de Ayala, donde me iban a concretar mi función.
Ese día llega y nos presentamos cuatro de los siete seleccionados. Me sorprende que se presentaran muchos como candidatos, pero que me escogieran a mí. Somos de Badajoz los que nos presentamos, y de carreras diferentes. Tras una primer contacto, nos reunen con organizadores del festival. Hay mucha calidez en ellos. En este festival, aunque tenga una importancia nacional, y vengas películas de todas las partes del planeta, se nota que hay cercanía en todos los que están metidos organizando y presentado. Francisco Espada y Alejandro Pachón Ramírez se ofrecieron a explicarnos que nuestro premio era el ganador que nosotros escogieramos. Mucha gente se nos presentaba: Marisol, Maribel, organizadores… Teníamos una responsabilidad.

DÍA 1

El primer día hubo la proyección del documental Boxing for Freedom con las hermanas Rahimi, mismas protagonistas del documental, en el teatro del López de Ayala (que vi a posteriori por mi idiotez de no verlo en el teatro). Tuvo muy buena acogida, y las hermanas Rahimi fueron muy amables en atender a todo el público que quería una foto y alabar su trabajo. Ellas estuvieron presentes en todo el festival. Llegué y localicé a Alex y a Carlos. Poco a poco empezamos a juntarnos seis de los siet que eramos del Jurado Joven. De Córdoba venía Carmen y de Sevilla Nacho. Los demás eramos extremeños y nos presentamos el día de la rueda de prensa, pero sí que llegamos a congeniar todos por nuestras ganas de que empezase la sesión. Subimos a la terraza, dónde se iban a proyectar, e intercambiabamos opiniones sobre qué esperábamos de las sesiones. Por allí apareció finalmente Sara, la séptima restante del jurado, que iba con su familia. Cogemos sitio, silencio, una presentación previa y empieza la sesión. Anotamos en nuestros móviles, libretas o en nuestra cabeza detalles que nos gustan más y menos de los cortos. Acaba la sesión, y nos juntamos unos cuantos para comentar. Hay discrepancias en los gustos, y no llegamos a una conclusión clara.

DÍA 2

Volvemos al día siguiente al punto de encuentro. Con la mentalidad puesta en los cortometrajes del día anterior y en los que fueran a venir, volvemos a visionar otra tanda de cortos. Esta vez se notaba que iban gustando cada vez más, algunos dábamos por favoritos muchos de los de esta sesión. Intercambiamos opiniones y puntos de vista de los cortos y podíamos perfilar a varios candidatos según iban pasando. En una conversación con todos los del jurado sobre el corto a analizar para la preselección me di cuenta de que cada uno de los miembros había dicho cosas diferentes sobre él. Sí que llegábamos a coincidir en diversos puntos, pero me llamó la atención el hecho de que cada persona enfocó su crítica de una manera diferente, y es algo que me gustó. Porque realmente no se trata en si es algo bueno o no, si no en sacar puntos favorables y defectos que otros no sean capaces de ver. Me explotó la cabeza, porque pensé que el análisis se debería afrontar desde una manera y que los escogidos eramos los que más nos acercábamos, pero es que cada uno escribió cosas de calibre diferente.

DÍA 3

Tercer y último día de la sesión de cortos. Los siete nos juntamos y nos sentamos a ver en primera fila toda la sesión. En resumidas cuentas, esta sesión cambió la concepción de lo que teníamos en mente. Para mí fue la sesión más sobresaliente de todas. Tras la hora y media de visionado, nos reunimos los siete en una zona apartada y cerrada para deliverar y escoger un ganador. No nos poníamos de acuerdo, porque había varios posibles, pero solo uno podía ser el ganador. Así que hicimos una criba, y de los cuatro o cinco que quedaron empezamos a sacar puntos positivos al igual que negativos. La elección fue más larga de la esperada, y bastante difícil, pero al final escogimos al cortometraje portugués Maria Do Mar como justo vencedor. Todos los miembros no podíamos negar la evidencia: era un corto sobresaliente que nos había llegado a todos. Le hicimos llegar nuestra conclusión a los jefes del festival, y quedaron encantados con nuestra elección y nuestros motivos por el que nos había parecido el vencedor. Nos hicieron llegar que habíamos sido el mejor jurado joven hasta la fecha, por el tacto y el gusto exquisito que tenían/teníamos para apreciar el cine. Después de estas valiosas palabras, lo único que hubo fueron dudas por el ganador del festival y caras tristes por Carmen y Nacho, que se iban de Badajoz. Se les iba a echar bastante de menos.

DOMINGO Y GALA DE PREMIOS

13718770_1156727051057895_1500885405516096259_n

El domingo fuimos invitados todos a Portugal: directores, actores, guionistas y participanes en el festival. Alex y yo nos metimos en el coche de unos actores BASTANTE JÓVENES mientras que los otros miembros fueron con Marine. Llegamos al museo del café, donde aprendimos a apreciar el sabor del café y el cómo hay que tomarlo. Un museo recomendadísimo. Marisol iba haciendo de guía de todos y nosotros nos ibamos mezclando con todos. Después acabamos en el restaurante de un hotel. El ambiente fue agradable y pudimos mantener contacto con actrices y cortometrajistas, que fueron increíblemente amables con nosotros y nos dieron consejos para el futuro. Me sorprendí muchísimo de la directora del corto de animación Vigil, que me contó que llevaba trabajando en la obra 5 añazos.
El brindis, los regalos, las conversaciones, la canción de volver… fueron unos momentos muy bonitos.

Volví a Badajoz en el coche de Marine y me preparé para la sesión de cortos extremeños y la Gala de premios.

La sesión de cortos extremeños fue de una enorme calidad. Muchos cortos podrían entrar en categorías normales sin ningún problema. El corto de Las reglas del subjuntivo fue, sin duda, el que más gustó.

Una hora después fue la gala en la terraza. Fue rápida, agradable y divertida. La presentaron Juan Margallo y Petra Martínez. Los premios fueron acertados.

Tras la gala, tocó una sesión de fotos de todos los miembros del jurado con todos. Únicamente tocaba felicitar a los premiados y agradecer la confianza puesta en nosotros al festival.

Finalmente nos despedimos con la promesa de volvernos a ver.

¿Qué quieres hacer?

244v5md
Enciendes, nueva partida, ¿eres chico o chica?, ¿cómo te llamas?, ¿y como se llama tu amigo? Da igual qué versión de Pokémon juegues, en todas el planteamiento inicial siempre será el mismo. La fórmula puede sonar agotada, pero es que maneja un tema universal.
Comienza el juego y antes de entrar en tu primera ruta, lanzado hacia tu aventura, ya estás guiado por alguno de estos tres hilos: el profesor, tu amigo, y el tuyo propio.
El profesor es una figura amable. Su sueño es completar la pokédex y te utiliza para llegar a cumplirlo. Recorrerás cielos, tierras y aguas del mundo para sacar a especies fuera de su hábitat natural. Lo tendrás todo, y los tendrás a todos… ¿Has obrado como has querido?
El amigo tiene poco de amigo. Te reta y te pone a prueba para mejorar y conseguir las medallas de los gimnasios. Te utiliza para curtirse, como saco de boxeo. Por causa-efecto del destino acabarás convirtiendote en un maestro estadístico, rey de los números y golpes críticos del competitivo. ¿Es eso lo que querías, desde un primer momento?
Luego estás tú que… ¿tú qué quieres hacer?

Crítica: Junk – M83

m83_junk_3600x3600.0

M83 es un grupo de música electronica francés de un largo recorrido. Desde 2001 llevan publicados 5 álbumnes en los que se han labrado una carrera exitosa, pero que no llegó hasta su punto álgido cuando se publicó en 2013 la famosa Midnight City. Desde entonces son reconocidos internacionalmente y su trabajo es una de las baras de medir la música de nuestros días. O eso pensábamos… El grupo, directamente, tienen criterio. Son capaces de reconocer cuando lo que les llega es por méritos propios o fruto de una casualidad. Rehuyen de la prensa porque nunca buscaron la fama, y están más comprometidos por lo que quieren expresar que por el qué dirán. De esta fuerte personalidad nace “Junk” (“basura”), respuesta a los que pensábamos que su último CD fuera a ser su obra culmen, el estándar de la música. Basura, porque lo que se encuentra aquí es de todo menos lo que uno se espera, por lo que repelerá a cualquiera que tenga una idea preconcebida.

No es descabellado pensar de donde toman las referencias. Después de los atentados de París, el grupo necesitaba volver a Francia para sentir cerca a sus familias. Volver les supuso rememorar, y rememorar la necesidad de expresar su propio “cualquier tiempo pasado fue mejor”. Junk suena a muchas cosas, pero principalmente a nostálgico. A las intros de las series de los años 80, a tardes en el chiringuito tomando un helado, a tiempos felices en los que éramos invencibles. Desde su “Do it, Try it”, una bizarrísima reinterpretación de ABBA, hasta su “Sunday Night 1987”, una meláncola canción en teclado y armónica cuyo “Ubi sunt” llega desde el mismo título de la canción, y que impregna toda la letra (Lost memories/ Faded pictures/ Can you drive me back/ To this very moment). Desde canciones más fuertes, como “Go!”; Atlantique Sud, cantada íntegramente en francés; o instrumentales como “Moon Crystal”. Suena nocturno, porque no es agradable enfrentarse a la realidad de la madurez. Todo recordando a ese pensamiento de “qué bien me lo pasaba cuando era un niño”.

M83, siendo valientes, han obrado la respuesta a todos los que lo tenían en un altar, para bajarlos de ahí. Sin embargo, lo que han conseguido es salir por la puerta grande enfrentándose a su propia música y a su propio público.