Crítica: Junk – M83

m83_junk_3600x3600.0

M83 es un grupo de música electronica francés de un largo recorrido. Desde 2001 llevan publicados 5 álbumnes en los que se han labrado una carrera exitosa, pero que no llegó hasta su punto álgido cuando se publicó en 2013 la famosa Midnight City. Desde entonces son reconocidos internacionalmente y su trabajo es una de las baras de medir la música de nuestros días. O eso pensábamos… El grupo, directamente, tienen criterio. Son capaces de reconocer cuando lo que les llega es por méritos propios o fruto de una casualidad. Rehuyen de la prensa porque nunca buscaron la fama, y están más comprometidos por lo que quieren expresar que por el qué dirán. De esta fuerte personalidad nace “Junk” (“basura”), respuesta a los que pensábamos que su último CD fuera a ser su obra culmen, el estándar de la música. Basura, porque lo que se encuentra aquí es de todo menos lo que uno se espera, por lo que repelerá a cualquiera que tenga una idea preconcebida.

No es descabellado pensar de donde toman las referencias. Después de los atentados de París, el grupo necesitaba volver a Francia para sentir cerca a sus familias. Volver les supuso rememorar, y rememorar la necesidad de expresar su propio “cualquier tiempo pasado fue mejor”. Junk suena a muchas cosas, pero principalmente a nostálgico. A las intros de las series de los años 80, a tardes en el chiringuito tomando un helado, a tiempos felices en los que éramos invencibles. Desde su “Do it, Try it”, una bizarrísima reinterpretación de ABBA, hasta su “Sunday Night 1987”, una meláncola canción en teclado y armónica cuyo “Ubi sunt” llega desde el mismo título de la canción, y que impregna toda la letra (Lost memories/ Faded pictures/ Can you drive me back/ To this very moment). Desde canciones más fuertes, como “Go!”; Atlantique Sud, cantada íntegramente en francés; o instrumentales como “Moon Crystal”. Suena nocturno, porque no es agradable enfrentarse a la realidad de la madurez. Todo recordando a ese pensamiento de “qué bien me lo pasaba cuando era un niño”.

M83, siendo valientes, han obrado la respuesta a todos los que lo tenían en un altar, para bajarlos de ahí. Sin embargo, lo que han conseguido es salir por la puerta grande enfrentándose a su propia música y a su propio público.

Anuncios